FILOSOFÍA STEM Y APRENDIZAJE  

Se acerca uno de los momentos cruciales en la vida del estudiante: decidir sobre su futuro académico y profesional. Los habrá quienes decidan a qué dedicarse antes de enfrentarse a la Selectividad y los que lo dejan todo para el último minuto

01/01/2021

Se acerca uno de los momentos cruciales en la vida del estudiante: decidir sobre su futuro académico y profesional. Los habrá quienes decidan a qué dedicarse antes de enfrentarse a la Selectividad y los que lo dejan todo para el último minuto
(aunque aprueban).

Lo cierto es que de un tiempo a esta parte, en los ámbitos educativos más tempranos, ya se está empezando a inculcar al alumno una serie de aptitudes que harán que las decisiones de la Selectividad de un futuro sean distintas a las de ahora. Hablamos de la filosofía STEM aplicada a las nuevas competencias educativas, esto es, la presencia cada vez mayor de la ciencia (Science), tecnología (Technology), ingeniería (Engineering) y matemáticas (Mathematics) o lo que es lo mismo, las disciplinas científico-técnicas.

Si las actividades extraescolares más demandadas de las últimas décadas eran las deportivas, no es de extrañar que ahora los niños se decanten por la robótica o las técnicas de programación. Y al igual que pasa con los balones de fútbol o baloncesto, estos nuevos intereses van más allá de las aulas: se han convertido en los juguetes estrella de las Navidades, los cumpleaños y otras celebraciones.

Según el medio especializado Xataka, desde la temprana edad de 3 años lo interesante es introducir a los niños en el mundo de la programación a través de juegos, esto es, involucrarles en lo que llaman el pensamiento computacional y no tanto la programación. Es en primaria cuando los niños ya dominan tanto la lectura como la escritura y por lo tanto se les puede introducir poco a poco lenguaje de programación hasta que llegan a la etapa adolescente donde las inquietudes personales les pueden llevar a sentirse interesados por el código y la programación y a empezar a plantearse ambiciones profesionales de cara a bachillerato y formación universitaria o profesional.

La pregunta es, ¿está la Universidad y las instituciones educativas preparadas para estas nuevas materias? Ingeniería informática o formaciones profesionales enfocadas a programación web no lo son todo para desarrollarse como un programador, el estudiante ha de sentirse protagonista de su aprendizaje y para ello necesita estar rodeado de los mejores profesionales y las metodologías más innovadoras. En IMMUNE Coding Institute somos diferentes, buscamos la excelencia. Infórmate en www.immune.institute

Relacionadas

PUESTOS DESTRUIDOS, PUESTOS CREADOS
Sin categorizar
01/01/2021

PUESTOS DESTRUIDOS, PUESTOS CREADOS

En los próximos seis años, estaremos viviendo tantos cambios tecnológicos como en los últimos cien. Los robots y la inteligencia artificial dejarán a miles y miles de trabajadores en la calle. Pero, ¿cuál va a ser nuestro papel? ¿Compartiremos nuestro puesto de trabajo con los robots?

PROGRAMAR MEDIANTE LA VOZ YA ES UNA REALIDAD
Sin categorizar
01/01/2021

PROGRAMAR MEDIANTE LA VOZ YA ES UNA REALIDAD

Los asistentes de voz han llegado para quedarse. Desde Google hasta Amazon y pasando por Apple. Cada una de las grandes compañías han desarrollado un software que está en la palma de nuestra mano

LOS PERFILES PROFESIONALES TECNOLÓGICOS MÁS DEMANDADOS EN 2019
Sin categorizar
16/01/2019

LOS PERFILES PROFESIONALES TECNOLÓGICOS MÁS DEMANDADOS EN 2019

En este 2019, donde la tecnología 5G empieza a dar sus primeros pasos y el Internet Of Things está un paso más cerca de hacerse realidad, las empresas necesitan nuevos perfiles tecnológicos con los que adaptarse a los cambios.

LAS VENTAJAS Y LIMITACIONES DEL BLOCKCHAIN, EN CODEMOTION
Sin categorizar
01/01/2021

LAS VENTAJAS Y LIMITACIONES DEL BLOCKCHAIN, EN CODEMOTION

La llegada de Internet supuso un antes y un después en nuestro día a día. Cambió la forma de pedir cita en el médico, de buscar cuáles serán nuestras próximas vacaciones e, incluso, la forma en la que manejamos nuestro dinero.