Silicon Valley dice adiós a los universitarios

Los gigantes de la tecnología están empezando a cambiar sus métodos de “reclutación”. Apple, Microsoft e IBM, entre otras, han dejado atrás su obstinación y comienzan a buscar talento fuera de las universidades de élite. Esta vez de verdad. Los responsables de contratación han puesto el foco sobre las distintas habilidades y experiencias de cada uno de los candidatos. Ahora importan sus pasiones, hobbies, esfuerzos y destrezas. Pero, ¿a qué se debe este cambio?

Laszlo Bock, vicepresidente de Recursos Humanos de Google, abrió la veda en la búsqueda alternativa de talentos hace ya cinco años. Este aseguró que “el expediente académico no sirve para nada” y que prácticamente no había ninguna conexión entre lo que se enseñaba en la universidad y el trabajo que se hacía en la compañía. Así se empezó a romper una enorme barrera de acceso a empresas multinacionales. Primero, porque se permitía la entrada de trabajadores no procedentes de universidades “top”. Segundo, porque el mundo de la tecnología se abre a perfiles que antes no nos habríamos imaginado en este sector.

Las cifras de Information is Beautiful sobre la diversidad en las compañías de tecnología lo demuestran. Por ejemplo, cada vez es mayor el número de mujeres trabajando en estas compañías. Pero, tan solo cinco empresas tienen más del 40% de trabajadoras. También el perfil asiático se está posicionando con fuerza en este mercado. Un total de ocho empresas tienen un 40% o más de trabajadores de este origen.

Como cuenta Cult of Mac, las ofertas de empleo de Apple revelan que lo más valorado es la experiencia, sin importar dónde ni cómo han sido obtenidas las diferentes habilidades. La vicepresidenta de Talento de IBM, Joanna Daley, confirmó en una entrevista que el 15% de los empleados de la empresa en EEUU no tienen título universitario. Ahora, en vez de centrarse exclusivamente en candidatos que fueron a la Universidad, IBM los busca en otros lugares con modalidades formativas a las que acceden aquellos con iniciativa y ganas de aprender a programar.

IMMUNEALUMNI.jpeg

 

Así surge IMMUNE, con el objetivo de dar una formación de calidad y al alcance de todos. Además, gracias a su dinámica de colaboración entre alumnos y prueba - error, el aprendizaje es más exitoso.  

Poco a poco se están desarrollando métodos de educación igual o más exitosos, incluso, que los universitarios. El mundo está avanzando a un ritmo imparable, y la educación, en muchas ocasiones, no lo hace a la misma velocidad. La gente tiene talento. Mucho, además. Y cada vez es más común encontrarnos casos en los que, de forma autodidacta, han aprendido a explotarlo. Por ejemplo, Steve Jobs nunca llegó a graduarse en la Universidad y Steve Wozniak tampoco lo hizo hasta muchos años después de la consolidación de Apple. Bill Gates empezó la carrera de Derecho en Harvard en 1973 y no llegó a terminarla. Los tres cambiaron sus asientos en la Universidad por horas y horas de esfuerzo “fuera de las aulas”.

Immune Institute